Democracia Directa y Representativa - SARTORI

Democracia Directa y Representativa.

La democracia directa: es una forma de democracia en la que los ciudadanos pueden participar directamente en el proceso de toma de decisiones políticas. Algunos sistemas propuestos dan a la gente poderes legislativos y ejecutivos, aunque la mayoría de sistemas existentes permiten la participación sólo en el proceso legislativo.
La democracia directa en su forma tradicional es el gobierno del pueblo mediante referéndum. La ciudadanía tiene derecho a aprobar o vetar leyes, así como retirar el apoyo a un representante (si es que el sistema tiene representantes) en cualquier momento.
La democracia directa, en un sentido moderno, consta de tres pilares concretos:

1. La iniciativa popular

2. El referéndum: Es una consulta popular para preguntar sobre un tema especifico mediante el voto, que se hace al pueblo sobre asuntos de interés nacional y a la que sólo se puede responder con sí o no.

3. La revocación de cargos electos

Suiza es el mejor ejemplo de sistema político moderno basado en la democracia directa, pues posee los dos primeros pilares tanto a nivel local como federal. En los últimos 120 años más de 240 iniciativas han sido votadas en referéndum.

La democracia representativa: Es aquella donde el pueblo delega la soberanía en autoridades elegidas de forma periódica mediante elecciones libres. Estas autoridades en teoría deben actuar en representación de los intereses de la ciudadanía que los elige para representarlos.
En este sistema el poder legislativo, encargado de hacer o cambiar las leyes, lo ejerce una o varias asambleas o cámaras de representantes, los cuales reciben distintos nombres dependiendo de la tradición de cada país y de la cámara en que desarrollen su trabajo, ya sea el de parlamentarios, diputados, senadores o congresistas. Los representantes normalmente están organizados en partidos políticos, y son elegidos por la ciudadanía de forma directa mediante listas abiertas o bien mediante listas cerradas preparadas por las direcciones de cada partido, en lo que se conoce como elecciones legislativas.
No hay contradicciones entre la democracia directa y democracia representativa, opino que una democracia representativa es mejorable si se aplicaran los principios de la democracia directa (la iniciativa popular, el referéndum, y la revocación de mandatos).
Democracia Moderna:

La democracia moderna evolucionó en Europa y Norteamérica como una reacción en el abuso del poder por reyes y duques. Este proceso duraba algunos cien años e incluso revoluciones, guerras civiles y períodos de la anarquía en la mayoría de los países. Las revoluciones casi siempre llevaron a la anarquía en vez de la libertad. Al contrario las evoluciones lentas durantes una generación o más, establecieron sistemas políticos estables.

Los elementos claves de una democracia moderna son:
• Una constitución que define los derechos y los deberes básicos de los ciudadanos, las funciones del estado y los procedimientos de decisiones en la política
• La separación de poderes entre el parlamento, el gobierno y los tribunales
• Los derechos iguales (la abolición de la esclavitud y de los privilegios)
• El derecho igual de voto (una persona, un voto)

Diferencias entre Democracia antigua y Democracia Directa.
¿Cual es la diferencia entre ambas? La diferencia entre ellas, esta en que cada una tenía un concepto diferente del hombre y del mundo, así como también una visión diferente del lazo social. La democracia de la Antigüedad era comunitarista y "holista"; mientras que la democracia moderna es principalmente individualista. La democracia antigua definió la ciudadanía según el origen del hombre (reconociendo así las distinciones entre pueblos), y le daba la oportunidad de participar en la vida de la ciudad. La democracia moderna organiza individuos atomizados de cualquier origen en ciudadanos vistos por medio del prisma del igualitarismo abstracto. La democracia antigua estuvo basada en la idea de la comunidad orgánica; la democracia moderna, heredera en ese aspecto del Cristianismo y de la filosofía de la Ilustración, en el individuo. En ambas, el significado de las palabras "ciudad", "pueblo," "nación", es completamente distinto.

Crisis de la Democracia
Las democracias se encuentran hoy acuciadas por severos problemas de gobernabilidad, que revelan una profunda crisis, a través de cuestiones económicas, sociales, culturales y políticas, pero se remonta hasta los fundamentos ideales de la democracia.
Una sociedad tenida como ignorable con referencia a su sistema político y en donde el problema de la gobernabilidad de las democracias modernas existe.
Que la Democracia es un régimen frágil y que fácilmente se corrompe bajo la presión de la multitud, para dar lugar a la anarquía o al despotismo, es, desde hace mucho, sabido. “El principio de la democracia se corrompe no solo cuando se pierde el espíritu de igualdad, sino también cuando se asume el espíritu de igualdad externa. El pueblo, no pudiendo soportar el poder mismo que el confía, pretende hacerlo todo por si mismo. El peso del mando cansara tanto como de la obediencia, no habrá mas costumbres, ni amor por el orden, en fin, no abra virtud.
De ese modo poner la gobernabilidad como un problema de la democracia implica que es la democracia misma la que de hecho se presenta como problema: Un exceso de democracia volverá a las sociedades modernas ingobernables, sean estas económicas o culturales.
Huntington aventuró una forma de gobierno más autoritaria y eficaz que el modelo de democracia vigente, para limitar la participación política con el fin de evitar sobrecarga (overload) a los gobiernos.
Sin embargo, aun los observadores más cautos, en los países en donde se tiene a la democracia como una adquisición definitiva, se hacen cargo del problema de gobernabilidad que deben afrontar sus regimenes políticos.
Es sabido que luego de la euforia provocada en las naciones industriales por veinte años de crecimiento económico y de estabilidad democrática, sobrevino el shock de los años 70 y su secuela de dificultades. La conciencia de la crisis golpea hasta hoy fuertemente.
Sin embargo, la crisis de la conciencia democrática en las naciones centrales ha comenzado a extenderse a nuestros países, ponen en tela de juicio no solo la gobernabilidad de nuestras sociedades sino también la subsistencia misma de la democracia y de las bases de convivencia civilizada.
Régimen Económico y Estado de Providencia
Después de la segunda guerra mundial, junto con un perdurable renacimiento democrático en los países desarrollados de Occidente, se observa un crecimiento económico que duro hasta 1775. Los recuerdos de la crisis económica de 1929 y 1930 estimularon el refuerzo del papel del Estado, tanto en la sociedad como en la economía.
Keynes dijo que la inestabilidad estructural del capitalismo exigía correcciones desde fuera del mecanismo del mercado, es decir, una corrección política.
Beverdge observo que la economía libre del mercado no distribuía con equidad los bienes y servicios.
Frankfurt ofreció un análisis critico de la democracia en régimen de capitalismo organizado, define al actual régimen sociopolítico del mundo occidental como un “capitalismo tardío” caracterizado por la organización oligopolitica.
La política se desliza hacia la compra de la lealtad de las masas a cambio de seguridad y servicios, el régimen se caracteriza por la lealtad que presentan al sistema sin participación real, lo que equivale a la manipulación del pueblo por los programas gubernamentales.
Es así que el intervencionismo del estado, destinado a corregir el desorden económico, llega a poner en peligro al mismo régimen político.
Los avances de los medios de comunicación electrónica producen una verdadera mutación en la opinión publica, que provoca la reducción de la misma a un conjunto de recepción de mensajes.
Haberlas enuncia un proyecto de modernidad “esclarecida” a través de una terapia comunicacional, capaz de desarrollar una racionalidad distinta, indisoluble del lenguaje y del dialogo y apta para reanimar a las democracias fallecientes a través del restablecimiento de la transparencia de las relaciones entre los sujetos.
Generalmente, en Latinoamérica, las transiciones desde regímenes autoritarios hacia formas de democráticas, se realizaron y se realizan conservando y manteniendo las estructuras económicas heredadas.
La perduración de los regímenes democráticos en la región depende, en su capacidad de articular modelos eficaces de acumulación, de crecimiento, de desarrollo distintos de los existentes y cuyos resultados sean capaces de superar los escasos logros de los modelos tradicionales.
La incapacidad de riesgo por parte de un empresario, los hábitos de consumo de los sectores medios y altos ingresos, su preferencia por las inversiones productivas internas; son algunas de explicaciones que dan cuenta del fracaso de los modelos clásicos de acumulación.
Otro tanto ocurre con el Estado. Carente de la eficiencia y de la eficacia necesarias para desempeñar el rol de agente de ahorro y la inversión sociales.
Son precisamente esos módulos tradicionales los que nos han conducido al enorme endeudamiento externo que hoy ahoga a nuestras economías, a la ineficiencia generalizada del aparato económico, a altísimas e irreductibles tasas de inflación, y, finalmente a un estancamiento crónico.
En tales condiciones, la precariedad de los regimenes políticos que, como los democráticos, se tornan en manifiesto. De allí que los cambios económicos en profundidad han dejado de ser programas imperativos éticos, para convertirse en condiciones de supervivencia de la democracia, y aun mas, en requisitos de la paz social y política del subcontinente.
Muchos de los fracasos que en materia económica protagonizaron incipientes democracias, derivaron precisamente, de la recurrencia en modelos que tuvieron por eje al Estado o a los tradicionales sectores socioeconómicos de altos ingresos como instrumentos fundamentales de acumulación.
El marco psicomoral de la crisis
El ambiente psicomoral que rodea la actual crisis de los regímenes democráticos es el producto de los procesos de desintegración sociocultural y se manifiesta como perdida de autodeterminación social, causada por falta de correspondencia entre el avance de la nacionalización técnica y la retrogradación espiritual y moral que registra el mundo contemporáneo.
Opciones
Estadísticas
Creado 28.04.2013 a las 20:38 hs
Categoría Apuntes y Monografí­as
  • 0
    Medallas
  • 0
    Favoritos
  • 264
    Visitas
  • 20
    Puntos
  • 0
    Seguidores
Comentarios
3
Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.

Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!
Autor del post
Ver perfil de politburo politburo
Hombre Novato  Mensaje
120 12 2

Tene Tu Web
desarrollo web
brivax
Medallas
No tiene medallas
Tags
Posts relacionados